Twitter feed
  • En Gordon Seen somos un equipo multidisciplinar con mucha experiencia, y creemos que ha llegado el momento de compa… https://t.co/dQhwDFBhsj
– 12 days ago

Así es ir como prensa a la Titan Desert 2018


Me encantaría poder escribir este post desde la parte más profesional y obviar la parte emocional para poder contaros de manera más seria como es vivir la Titan Desert como prensa. Pero por suerte (o por desgracia) en mi caso van tan de la mano que me es totalmente imposible explicar una parte sin la otra.

Poder asistir como prensa a la Titan Desert, una de las carreras más duras del mundo de MTB, ha sido una de las mejores experiencias de mi vida hasta el momento, tanto a nivel personal como a nivel profesional.

Debería empezar explicando que para mí, la Titan Desert, no era una carrera cualquiera. Para mí era LA carrera. Durante los dos últimos años, había sido una espina para Gordon Seen. Concretamente, había sido LA espina para Mercè. Durante dos años habíamos hablado mucho de esta carrera, de cómo sería el año siguiente, de qué habría pasado si… Con todo esto os quiero decir que asistir a la Titan conllevaba una carga emocional bastante importante, tanto para mí como para Mercè.

Así que, partiendo de esta base, yo ya no estaba asistiendo a una carrera cualquiera. Ni como alguien de prensa cualquiera. Mi función se dividía en dos: ser el apoyo emocional de Mercè y del Team Vértigo Titan, y documentar toda su experiencia.

En referencia a la parte puramente de prensa, fueron 7 días de auténtica locura, aunque con una organización impecable (imagino que conseguir tener wifi en un campamento en medio del desierto no debe ser tarea fácil). Un día normal te levantas a las 5 a.m, ducha, desayuno y empezar a grabar. Todo es importante y nada es prescindible cuando estás en el desierto. Allí las cosas pasan una vez y no más. A las 8 a.m, grabas la salida, cargas tus maletas en el coche de prensa y arranca la primera parte de la jornada: de 7 a 9 horas de etapa siguiendo a los corredores desde el coche. Y te desvives por sacar lo mejor de ti: los mejores planos, la mejor de las sonrisas cuando los ves, el más fuerte de los gritos cuando te encuentras a cualquiera. Porque allí en medio el más corto de los ánimos te da gasolina para 100 km más.

Acabada la etapa, con un poco de suerte, puedes rascar algo del comedor antes de seguir tu jornada en la sala de prensa. Te esperan todavía de 2 a 3 horas más de volcar material, hacer copias de seguridad, publicar en redes sociales, informar al equipo que está en Barcelona, cargar material y organizar el día de mañana. Eso sí, siempre con un ambientazo y compañerismo brutal en la sala de prensa.

En el mejor de los casos, te irás a dormir entre las 00.00 y la 1 am. Y al día siguiente, vuelta a empezar.

Pero no, ni uno de los días hasta que llegué a mi casa noté el cansancio acumulado. Los nervios, las emociones, las historias de superación de todos los corredores, sus caras con las mejores sonrisas… Estos y mil y un motivos más no te permitían desfallecer.

Pues la parte más bonita de vivir la Titan como prensa es la parte humana. Durante días muchísima gente me preguntaba qué tal la experiencia. Y lo decía y lo sigo diciendo: no tengo palabras ni forma para explicar lo que se puede llegar a vivir en un lugar así.

Recuerdo tener una conversación con Mercè en la penúltima etapa en la que le explicaba que me sentía el pecho con una presión enorme. Todo provocado por emociones. Emociones preciosas y únicas que se me acumulaban en el pecho esperando salir de alguna forma. Y vaya si salieron. En cuanto vi a Mercè y Valentí y a Team Vértigo Titan cruzar la meta, no paré de llorar.

Y es que hay dos formas de vivir tu trabajo: como si fuera un día más o como si fuera el último. Y yo en la Titan Desert tuve la suerte de vivir mi trabajo cada día como si fuera el último: poniéndole todas mis ganas, mi ilusión y mis fuerzas.

 

Ester Sin H



Compartir
Tags
Escrito por gordonseen


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.